Herramienta de accesibilidad para
personas con discapacidad
Portal de Accesso

Derechos y Atención a Trabajadores

La Subprocuraduría de Atención a Mujeres, que es el área específica para brindar atención y asesoría con perspectiva de género de manera gratuita, orienta sus actividades a:

  • Brindar asesoría jurídica en materia laboral a las trabajadoras que soliciten la intervención de la Procuraduría.
  • Conciliar equitativamente los conflictos obrero-patronales en los que se involucre a trabajadoras, haciéndose constar en actas debidamente autorizadas con pleno valor probatorio.
  • Representar a trabajadoras en juicios laborales interponiendo todo tipo de acciones y recursos ordinarios y extraordinarios ante autoridades laborales y órganos jurisdiccionales.
  • Canalizarlas a las instituciones competentes para su debida atención y seguimiento, si se detectan casos de discriminación, hostigamiento sexual o actos de violencia.
  • Atención y asesoría en casos de despido por embarazo.

Si estás embarazada, éstos son tus derechos:

  • No realizar trabajos pesados que pongan en peligro tu salud o la del bebé.
  • Descansar seis semanas antes y seis después de que nazca el bebé; en este periodo deberás recibir pago completo de tu salario y conservar tu empleo.
  • Descansar media hora dos veces al día durante el periodo de lactancia.
  • Recibir la atención médica necesaria hasta la recuperación por embarazo.
  • Exigir que tus derechos laborales no queden condicionados por la maternidad; es decir, que se niegue el trabajo que solicitas o te despidan por estar embarazada.

¿Cuáles son tus derechos humanos laborales?

Las mujeres, al igual que los hombres, son fuerza laboral y económica de la Ciudad de México. Una mujer tiene los mismos derechos laborales que un hombre.

  • Empleo estable: Contar con garantía de permanencia en el trabajo.
  • Salario suficiente: Remuneración equitativa y adecuada que asegure a la poblacion trabajadora y a su familia una vida decorosa
  • Condiciones generales de trabajo: Jornada justa de trabajo, descanso, capacitación, derecho de escalafón, entorno laboral seguro y saludable.
  • Seguridad social: Protección a las necesidades socialmente reconocidas, como salud, vejez o discapacidades que se proporcionan a las trabajadoras a través de una serie de medidas públicas.
  • Derechos de equidad de género: Garantizar a las trabajadoras el acceso al empleo en igualdad sustantiva, gozar de un entorno laboral libre de acoso, hostigamiento y/o violencia sexual, física o psicológica.
  • Protección al trabajo de menores trabajadoras: El Estado prohíbe el trabajo a menores de 15 años y debe garantizar que continúen con sus estudios, así como las mayores de 15 y menores de 16 años que trabajen tendrán una jornada máxima de seis horas.
  • Libertad sindical: Derecho de asociarse o afiliarse para defensa de los intereses de las trabajadoras en un sindicato.
  • Contratación colectiva: Las trabajadoras sindicalizadas pueden negociar con los patrones prestaciones mejores a las establecidas en la ley.
  • Derecho de huelga: Acto legítimo de suspensión de labores para ejercer el derecho a mejorar las condiciones de trabajo.
  • Irrenunciabilidad de derechos adquiridos: Ninguna trabajadora puede renunciar a los derechos mínimos reconocidos en la ley laboral y/o en el contrato colectivo.
  • Justicia laboral: Se encarga de hacer cumplir las leyes en materia laboral referentes a la contratación y el despido de trabajadoras, garantizando sus derechos a través de procedimientos jurídicos.